El Amor es la mejor medicina y la Lúz que más brilla

La Gran Era del Amor

domingo, 17 de septiembre de 2017

Eleva tu Corazón


Mantén tus pies en el suelo,
pero deja que tu corazón se eleve
tan alto como pueda.

domingo, 10 de septiembre de 2017

Vive la Vida hoy

Vive la Vida

Solo existen dos días en el año
en que no se puede hacer nada.
Uno se llama ayer y otro mañana.
Por lo tanto hoy es el día ideal
para amar, crecer, hacer y principalmente vivir.

domingo, 3 de septiembre de 2017

Pidan y se les dará, ...


Así que yo les digo:
pidan, y se les dará;
busquen, y encontrarán;
llamen, y se les abrirá la puerta.
Porque todo aquel que pide, recibe;
y el que busca, encuentra;
y al que llama, se le abrirá.

Jesucristo

sábado, 26 de agosto de 2017

Intenta Conocerte a ti Mismo

Atrévete a a mirarte al espejo

Uno de los más grandes momentos
en el desarrollo de la experiencia
de cualquier persona
es cuando ya no trata de esconderse
de sí mismo,
sino toma la decisión
de conocerse como es en realidad.

miércoles, 16 de agosto de 2017

Flor de Luz


En lo profundo de sus raíces,
todas las flores mantienen la luz.

sábado, 22 de julio de 2017

Pensamientos y Actos


Mantén positivos tus pensamientos porque tus pensamientos se convierten en palabras. Mantén tus palabras positivas porque tus palabras se convierten en tus actos. Mantén tus actos positivos porque tus actos se convierten en hábitos. Mantén tus hábitos positivos porque tus hábitos se convierten en valores. Mantén tus valores positivos porque tus valores se convierten en tu destino.-Gandhi.

domingo, 16 de julio de 2017

El dolor es inevitable pero el sufrimiento es opcional (Buda)

No Sufras, Se Grande

Un anciano maestro estaba ya cansado de escuchar las constantes quejas de su discípulo, así que pensó que debía enseñarle algo que le hiciera recapacitar.
Una mañana le pidió que le trajera sal y cuando regresó, el maestro le dijo que echara un puñado en un vaso de agua y que, a continuación se la bebiera.
—¿Cómo sabe ahora el agua? —preguntó el sabio anciano.
—Muy salada, —respondió el discípulo poniendo cara de asco.
Aguantándose la risa el maestro le indicó que repitiera la acción, pero en lugar de tirar la sal en un vaso lo hiciera en un lago. Caminaron sin prisas hacia un gran lago situado en medio de un vergel a las afueras de su aldea y cuando el discípulo cumplió la orden el venerable maestro le pidió que bebiese.
—¿A qué te sabe ahora? —le preguntó.
A lo que el aprendiz le respondió:
—Esta agua está fresquísima. No sabe nada a sal, es una delicia para el paladar.
Entonces el maestro cogiéndole las manos a su discípulo, le dijo:
—El dolor de la vida es pura sal. Siempre hay la misma cantidad, sin embargo su sabor depende del recipiente que contiene la pena. Por eso, cuando te aflijan las adversidades de la vida, agranda el sentido de las cosas. Deja de ser un vaso y conviértete en un lago.